domingo, 26 de julio de 2009

Ser camarógrafo es un estilo de vida

Por_ ROY ESPINOZA
¿Quién es un camarógrafo?
Un camarógrafo es un Comunicador Audiovisual, es un profesional de las artes audiovisuales que tiene un estilo de vida muy particular. Ser un camarógrafo de verdad es tener un estilo de vida.
El Estilo de vida es un conjunto de actitudes y comportamientos que desarrollan las personas fundamentalmente en las costumbres o en la vida cotidiana. Ser un camarógrafo no sólo significa tener los conocimientos teóricos del lenguaje visual y técnicos para poder operar una video cámara, es mucho más que eso. Ser camarógrafo es serlo siempre, en cada instante de tu vida cotidiana. No solo eres camarografo cuando tienes la cámara al hombro y cumples tu horario de trabajo, es mucho más que un trabajo cualquiera.

Ser camarógrafo es tener actitud (el comportamiento que emplea un individuo para hacer las cosas), aptitud (la capacidad de una persona para realizar adecuadamente una tarea), y sobre todo talento artístico (potencial que tiene una persona en el desarrollo de un conjunto de habilidades/competencias).

Ser camarógrafo es alimentar tus conocimientos visuales día a día, en cada lugar que estés, debes aprender a recrear escenas en tu imaginación, debes ver mucha televisión, cine, fotografías, etc..., inmerso las 24 horas del día en imágenes y sonidos, buscando siempre innovar y tratar de hacer cosas diferentes con esa herramienta que es la cámara... eso es el estilo de vida de un camarógrafo.

Las Ciencias de la Comunicación son muy complejas, desde el punto de vista objetivo, y mas aún si esta comunicación de mensajes es en base a imágenes y sonidos, por que aquí es donde el camarógrafo profesional con criterios de la propia profesión tiene una responsabilidad muy importante, entender que el medio es el mensaje le hace vulnerable a caer en la manipulación o crear una percepción diferente de la veracidad de los hechos al espectador.

Tener una cámara al hombro, enfocar, y encuadrar una realidad, te convierte en el ojo arbitrario de mostrar al espectador lo que quieres que vea. Haces uso de tus criterios de lenguaje audiovisual para transmitir un mensaje que cause sensaciones, emociones, y motivaciones. Y esa es una gran responsabilidad que nos abliga a todos los camarógrafos a ser responsables con la profesión y comprender que somos diferentes, únicos, especiales y con un estilo de vida que alimenta nuestros conocimientos y nuestro talento.




domingo, 19 de julio de 2009

Cine digital de 4K

El cine siempre ha sido la mejor manera de disfrutar las películas, sin embargo, con la increíble calidad que ahora ofrece el sistema de cine en casa de Alta Definición como HDTV, Blu-ray y las videoconsolas de última generación, el mejorado estándar de 4K disminuye la distancia entre ir al cine o quedarse en casa con un sistema HD.
Sony es el primer fabricante en lanzar al mercado sistemas que cumplen con la normativa DCI del formato 4K mientras que otros fabricantes están desarrollando equipos compatibles.

¿Qué es 4K?

El estándar de imagen 4K para la proyección de cine es de 4096 x 2160 píxeles. Esto representa 4 veces la resolución del cine digital de 2K y las imágenes de Alta Definición.
En el mundo del cine, las estructuras de granos menores permiten imágenes más detalladas. En la migración a digital, los píxeles sustituyen los granos como elementos básicos de una imagen. Cuanto más pequeño el tamaño de píxel y mayor su número, las imágenes serán más detalladas y realistas.

Comparación de resoluciones de imagen
Una ventaja adicional de la gran resolución de los sistemas 4K es que su tamaño de píxel en pantalla es muy pequeño, aproximadamente un cuarto del tamaño de los píxeles que aparecen en proyectores 2K HD equivalentes.

El tamaño de los píxeles resulta importante para los miembros de la audiencia sentados en las primeras filas.

Cine de 2K Cine de 4K















2.2 Mega píxeles 8.85 Mega píxeles

Las butacas en gradas son cada vez más populares en los cines para poder sentar a más gente más cerca de la pantalla y poder así disfrutar más de la experiencia. El uso de sistemas de proyección 4K evita que aquellos sentados en primera fila noten la configuración de los píxeles típica de los proyectores de baja resolución.
La gran resolución del 4K muestra imágenes más detalladas, realistas y atractivas sin estructura de píxeles visible incluso desde las primeras filas.

viernes, 17 de julio de 2009

LA MAGIA DE LA TELE

Por: Jorge López/Camarografo
Han pasado muchos años desde aquella primera vez que pise un canal de televisión y decidí que de grande sería camarógrafo.
Tenía yo más o menos 12 años y visitaba de vez en cuando a mi tío que en aquel entonces trabajaba en Frecuencia Dos que quedaba en San Antonio muy cerca de Surquillo que era donde yo vivía.
En esa época me parecía más divertido estar entre los sets de televisión que estar jugando fulbito en mi colegio en aquellas mañanas sabatinas deportivas.

Recuerdo muy claramente cuando entré por primera vez a aquel pequeño estudio desde donde se transmitía el tan famoso noticiero de los 80s “90 segundos”. Cuando entré las luces de la parrilla en el techo estaban apagadas, eran decenas, en el fondo la escenografía con el nombre del noticiero en letras blancas sobre una franja roja hecha toda de tecnopor, la sorpresa al ver lo que había detrás de esa pequeña pantalla donde nos enterábamos día a día las nuevas acciones de sendero, o de la nueva alza del pan.
Era increíble como esas cámaras poseen esa magia de transmitir sentimientos, es la magia de la televisión, la magia de la cámara que retrata los rostros de risa y de llanto, de felicidad y tristeza que albergamos todos muy adentro.
Mi primer trabajo como camarógrafo lo hice en la productora de un amigo, allí cometí todos los errores que un cámara puede cometer, desde no hacer balance de blanco y traer tomas azules hasta traer el audio saturado, o olvidarme de llevar suficiente batería o cintas para grabar, felizmente era un amigo y me enseñaba con mucha paciencia. Ahora se que el ABC del camarógrafo es tener su cámara bien limpia, chequear que grabe bien, hacer un buen balance , chequear el audio, llevar una buena cantidad de cintas y baterías, mejor es que sobre a que falte, si te vas de viaje es bueno llevar un cargador de baterías.
Mi ingreso a la tele fue como practicante, fue en Panamericana Televisión en el año 1998, antes había estudiado en INICTEL y en el Instituto Charles Chaplin. Debo reconocer que el estudio nunca fue lo mío, tampoco los números, sin embargo desde pequeño mi madre me llevaba a las exposiciones que hacían los alumnos de Toulouse Lautrec y a las exposiciones del IPP, me gustaban las galerías de arte, las pinturas, la fotografía, lo visual era un medio de expresión que siempre llamo mi atención y con la cámara de video podía tener eso que te da la fotografía con la diferencia que el video te da imágenes en movimiento y el agregado del audio que hace que cuando es llevado al cine sea llamado el sétimo arte.

jueves, 16 de julio de 2009

Reportaje:El Último Cartero



Este es un reportaje muy nostalgico...Cheken! la ediciòn y la mùsica y desde luego el trabajo visual.

martes, 14 de julio de 2009

Documental de la capitulaciòn del Gral. Rodil



Este es un documental de la capitulaciòn del Gral. Español Rodil. Buen trabajo de ediciòn y la narraciòn visual impecable. Este trabajo fue ganador en un concurso interno por fiestas patrias en panamerica televisiòn...

domingo, 12 de julio de 2009

Adaptadores de ópticas: HZ - CA13U JVC

Son muchos los interesados en este tipo de artilugios para poder acoplar ópticas destinadas a otros cuerpos de cámara y aprovechar sus calidades en cuerpos que no optarían a ello.
Es el caso de la marca JVC y el adaptador de ópticas de cine montura PL para cámaras con montura de bayoneta de 1/3 de pulgada, HZ-CA13U, para la serie de cámaras ProHD de la misma marca.

Este adaptador nos permite acoplar las ópticas directamente a la bayoneta sin complicación alguna.
El Backfocus tan importante para estos aparatos es fácil de realizar ya que se basa en el mecanismo al que estamos acostumbrados en cualquier cámara de ópticas intercambiables.
El ángulo de visión y profundidad de campo tiene el equivalente al estandar de ópticas para 16mm lo que no evita que se pueda utilizar tanto como con ópticas de cine de 16mm, super 16mm o de 35mm (no produce viñeteos).
Cabe destacar que aunque es muy luminoso (perdería cerca de un 1/2 stop tan solo para ser un adaptador) la máxima luminancia del HZ-CA13U es de un T2.8 independientemente si la apertura de nuestra óptica es mayor. Por lo que se recomienda utilizar nuestra cámara 1/2 stop más sensible de lo que estaríamos habituados en primera instancia y no preocuparnos por utilizar ópticas con un diafragma de menos de T2.8 en segunda.
(Hay que recordar a los habituales de la televisión que un T2.8 es parecido f 1.4 de diafragma, por lo que un T2.8 es luminoso en sí mismo y obtendremos un “bokeh” o profundidad de campo interesante y que no obtendríamos con las ópticas de video propias para estas cámaras)
Otro detalle importante son las aberraciones cromáticas que implican este tipo de adaptadores. Por lo que habría que estudiar en cada caso con la óptica que vayamos a utilizar sus aberraciones y contrarrestarlas con un balance de blancos personalizado (como con las HD200 o las HD250).
Al igual que explicar que la imagen proyectada en el adaptador estará invertida por lo que tendremos que tener un software de postproducción que nos permita invertirla. (Las cámaras de JVC ProHD permiten hacerlo directamente)
Y por último decir que es casi indispensable utilizar este adaptador junto a un portafiltros que libere parte del peso que conlleva una óptica de cine y un adaptador acoplado a la montura de cámara.

Si quereis ver algo impresionante que se puede llegar a rodar con este sistema pinchad AQUI para ver alguno de los trabajos que el Director de Fotografía canadiense y experto en HD, Tim Daswood, publica en su web.

Tarjetas de Memoria para cámaras Broadcast

Aunque parezca mentira son muy pocos los operadores de cámara o Técnicos de Imagen que se paran a conseguir una tarjeta de memoria para la cámara que van a utilizar.
Gracias a las nuevas tecnologías y nuevas producciones los fabricantes incluyen ya en todas los cuerpos de cámara ranuras para lectura de tarjetas de memoria para poder volcarnos datos y volcar datos al menú interno.
Es de gran utilidad conseguir la tarjeta de memoria que utilice nuestra cámara. Así que debemos saber en primera instancia bien preguntando a la casa de alquiler, bien con el manual de la cámara qué tipo de tarjeta utiliza.
Son fáciles de instalar y de utilizar.
Hay cámaras como las modernas HDW-, la F-23… de Sony que utilizan memorias comunes del mercado fotográfico como son las Memory Stick de la misma marca. Otras utilizan las tarjetas Compact Flash como la Red One, SD para la P2… Por lo que no es difícil conseguirlas a buen precio. Además no se utiliza mucha memoria por lo que a partir de 16mb suele ser suficiente.
En otras cámaras como las Betacam Sp, SX e incluso en Betacam Digital se utilizan unas memorias propias, las BSC-1. Muy difícil de conseguir a parte del cuerpo de cámara si no es con la compra del equipo completo.

La gran utilidad de estas tarjetas radica en el poder copiar datos de menú interno de una cámara a otra por ejemplo en una grabación multicámara. Mantener el mismo menú de una semana a otra de gabación con distintos cuerpos de cámara. Hacer un chequeo al principio del rodaje igualando menús… y olvidándonos de cambios de colorimetría, pedestal, Knee… indeseados.
Nos ahorrarán más de un disgusto y tiempo de estar chequeando página por página de menú en cada cámara como operadores, CCUs, Técnicos de Imagen o Directores de Fotografía. Si has tenido que ir página por página después de resetear el menú completamente ajustándo los parámetros sabreis de lo que estamos hablando perfectamente.
Hay profesionales que incluso llevan una tarjetera con tarjetas distintas para distintos rodajes que vayan a realizar.
Eso si, primero hacer pruebas con la cámara porque no todos los parámetros de menú se graban o vuelcan en las tarjetas. Normalmente los parámetros propios del CCU son los que se vuelcan o copian. Los propios del operador de cámara (visor, marcadores…) no se mantienen.
tecnica tv